Factores de Crecimiento | Plasma Rico en Plaquetas PRP
Rodilleras | Coderas | Muñequeras | Fajas Lumbares

Necrosis de la cadera u osteonecrosis femoral

necrosis de la cadera u osteonecrosis femoral

¿Qué es la necrosis de la cadera u osteonecrosis femoral?

La necrosis es la muerte de las células de cualquier tejido u organismo. Cuando la causa es el aporte insuficiente de riesgo sanguíneo o la pérdida de irrigación sanguínea se conoce como necrosis avascular.

La osteonecrosis o necrosis avascular puede ocasionarse por un traumatismo, infección o enfermedad autoinmune.

¿Qué es la osteonecrosis de cadera, femoral u necrosis avascular?

La osteonecrosis de cadera o femoral consiste en la muerte del hueso por falta de riego sanguíneo. La cabeza del fémur, debido a su anatomía, posee escasos vasos sanguíneos que la nutran, y además con relativa facilidad esos vasos se pueden lesionar.

Cuando los vasos están dañados el hueso se va fracturando y deformando provocando la muerte del hueso por lo que la cabeza del fémur se vuelve plana derivando en la mayoría de los casos en una artrosis precoz.

Cuando esto ocurre es muy probable que se precise de una intervención quirúrgica para sustituir el hueso dañado por una prótesis.

¿Cuáles son las causas de la osteonecrosis de cadera o necrosis de la cabeza femoral?

La causa principal de la necrosis femoral o de cadera más común es el traumatismo. Las lesiones traumáticas, golpes, fracturas y luxaciones pueden afectar a las arterias más frágiles de la cabeza del fémur ocasionando la necrosis.

Sustancias como los corticoides o el consumo de alcohol puede favorecer la oclusión de las arterias.

¿Cuáles son los síntomas de la osteonecrosis de la cabeza femoral?

El síntoma más común de la necrosis de cadera es la cojera ocasionada por el dolor persistente.

Otros síntomas que puede abarcar esta enfermedad:
– Rigidez de cadera.
– Imposibilidad de realizar determinados movimientos.
– Dolor de rodilla.
– Reflejo doloroso en la ingle y el muslo.
– Acortamiento de las extremidades inferiores.
– Atrofia muscular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies