Factores de Crecimiento | Plasma Rico en Plaquetas PRP
Rodilleras | Coderas | Muñequeras | Fajas Lumbares

Qué es la bursa, tipos de bursitis y como tratarlas

Qué es la bursa o bursalitis

¿Qué es la bursa?

Las bolsas serosas o bursas son estructuras serosas que actúan como almohadillas situadas entre los tendones y los huesos favoreciendo un funcionamiento óptimo. La función de la bursa es la de ayudar con el movimiento y reducir la fricción entre los tendones y los huesos. Al dañarse esta bolsa se llena excesivamente de líquido y se produce una inflamación, siendo la bursa subacromial, situada en el hombro, la más frecuentemente inflamada.

Bursitis de codo

Bursitis es el término que se utiliza para describir la inflamación o irritación de una bolsa sinovial. La mayoría de las articulaciones tienen algo en común: un saco hecho a su medida lleno de un fluido denominado líquido sinovial, que amortigua los movimientos y la presión. Estos pequeños amortiguadores se denominan bolsas sinoviales.

La bursitis se puede producir a raíz de un golpe directo o de movimientos articulares repetitivos (como el saque en el tenis).
Cuando se irrita una bolsa sinovial, sea por un golpe directo o porque la articulación más cercana realiza repetidamente el mismo movimiento (como el saque en el tenis), puede producirse una bursitis.

También puede desarrollarse una bursitis cuando el cuerpo tiene que modificar el equilibrio o el movimiento para adaptarse a las diferencias; por ejemplo, cuando una persona tiene una pierna más larga que la otra.

Soporte para la cadera
Alivia la presión muscular, promueve la circulación sanguínea y reduce el tiempo de recuperación
Cinturón sacro
Estabiliza caderas y articulaciones reduciendo el dolor y la inflamación
Productos patrocinados

Tratamiento de la bursitis de codo

El tratamiento puede variar dependiendo de las características de la enfermedad y del número de episodios que se han producido. Puede desaparecer la inflamacion mediante vendaje y tratamiento antiinflamatorio.

Las que son especialmente grandes pueden requerir drenaje con o sin introduccin de un corticoide tras el drenaje. En todos los casos puede reaparecer tras el tratamiento.

La cirugía se suele reservar para los casos en que la bursitis se presenta con infección añadiendo el tratamiento antibiótico, o en los casos que son repetidos. Con la cirugía se pretende extirpar la bolsa olecraniana.

Bursitis de rodilla

Entre los tendones y los huesos de la rodilla existen unas bursas o bolsas rellenas de liquido sinovial cuya función es disipar las enormes tensiones que generan los tendones y evitar que esta tensión se transmita al hueso. Generalmente debido a pequeños traumatismos repetidos, estas bolsas se pueden inflamar.

Los tipos de bursitis de rodilla más frecuentes son:

Bursitis prepatelar (rodilla de beata): Es la que aparece más frecuentemente en la cara anterior de la rodilla.
Aparece inflamación por delante de la rótula con dolor leve que aumenta al apoyarse sobre ésta y al realizar flexión forzada de la rodilla.
Suele aparecer en personas que por su profesión pasan largos períodos de tiempo de rodillas.

Bursitis anserina: La que más frecuentemente aparece en la cara interna de la rodilla, produce dolor que aumenta al subir y bajar escaleras, la inflamación puede no ser muy evidente.

Aparece en mujeres de mediana edad o en ancianas con sobrepeso y artrosis

Bursitis iliotibial, Síndrome de la banda iliotibial o Rodilla del corredor: Aparece más frecuentemente en atletas, en especial corredores. Se manifiesta como dolor en la cara externa de la rodilla.

Rodillera calefactada
Calientan la rodilla para promover la circulación sanguínea con tres temperaturas
Rodillera rotula abierta
Rodillera para hacer deporte y prevenir lesiones de menisco y ligamentos
Productos patrocinados

Causas de la bursitis de rodilla

El motivo más frecuente son los traumatismos y sobrecargas repetidos que se dan en el trabajo o al realizar deporte. Aunque también puede ser debido a infecciones y trastornos reumáticos.

Tratamiento de la bursitis de rodilla

La mayoría de las veces mejoran con tratamiento antiinflamatorio, reposo y en algunos casos vendaje compresivo; una excepción es la bursitis anserina.

Cuando a pesar del tratamiento no mejoran se pueden evacuar con una jeringa y/o infiltrar con corticoides. La cirugía suele realizarse en contadas ocasiones, en casos muy rebeldes y en bursitis infectadas. Con la cirugía se pretende extirpar la bolsa (bursa).

Bursitis en el tendón de Aquiles

Una bursa o bolsa sinovial es un saco lleno de fluido recubierto por membrana sinovial. Proporciona un cojín entre los huesos, tendones y músculos alrededor de una articulación.

Esto ayuda a reducir cualquier fricción entre los huesos permitiendo libre movilidad. Las bursas están llenas con fluido sinovial y se encuentran alrededor de casi todas las principales articulaciones del cuerpo; cuando estas se inflaman, la afección se denomina bursitis.

Las bursas pueden ser extirpadas debido a una bursitis crónica o a una infección, a este proceso se le denomina bursectomía.

Tobillera calcetin
Aumenta la circulación sanguínea y proporciona calor calmante para la recuperación de lesiones
Tobillera tecnología 3D
Proporciona un ajuste anatómico con zonas de compresión específicas y de protección del tobillo
Productos patrocinados

Causas de la bursitis en el tendón de Aquiles

Las causas más frecuentes de bursitis son las de origen traumático. Sin embargo, también existen causas reumatológicas y metabólicas que pueden asociarse a una bursitis.

* Descanso o inmovilización temporal de la articulación afectada.
* Antinflamatorios no esteroideos (AINES), como el ibuprofeno, para calmar el dolor y la inflamación.
* Técnicas de fisioterapia formal.
* Artrocentesis: Que consiste en en drenaje del liquido articular excedente a traves de una puncion con una aguja y en condciones adecuadas de asepsia, este procemiento debe seguir con los estudios de las causas de la patologia causante.
* Infiltración Intraarticular: Si la inflamación no responde al tratamiento inicial, podria estar indicado aplicar una infiltración intraarticular (procediimieto consistente en inyectar dentro de la articulacion un farmaco) con glucocorticoides, este procemiento tiene riesgos implicictos importantes, como desencadenar o causar una infeccion grave de la articulacion.

Tratamiento de la bursitis en el tendón de Aquiles

Rara vez se requiere cirugía.

A medida que el dolor se calma, se debe comenzar a ejercitar el área afectada. Si se ha presentado atrofia muscular (debilidad o disminución en tamaño), el médico puede recomendar ejercicios para restablecer la fortaleza e incrementar la movilidad.

* Antibióticos: La bursitis ocasionada por infección se trata con antibióticos. Algunas veces, se debe hacer un drenaje quirúrgico de la bolsa infectada.

Bursitis de cadera

La bursitis de cadera es el término que se utiliza para definir la inflamación de la bursa en esta zona. La bursa es una bolsa que contiene líquido sinovial cuya función es la de actuar como colchón amortiguador de golpes entre un tendón y un hueso. Al dañarse la bursa sentiremos inflamación, exceso de líquido y dolor en la zona.

Soporte para la cadera
Alivia la presión muscular, promueve la circulación sanguínea y reduce el tiempo de recuperación
Cinturón sacro
Estabiliza caderas y articulaciones reduciendo el dolor y la inflamación
Productos patrocinados

Causas de la bursitis de cadera

Entre las principales causas de la bursitis de cadera se pueden destacar:

-Traumatismo repetitivo en la zona de la cadera.

-Presión en la cadera causada por permanecer sentados en superficies duras durante largo periodo de tiempo.

-Caídas que ocasionen golpes directos sobre la cadera, pudiendo lesionarla.

-Desequilibrio: Cuando tenemos una pierna ligeramente más larga que la otra.

-Actividades deportivas que requieren de movimientos continuados de cadera como el ciclismo, correr o subir pendientes.

-Uso excesivo reiterado o estrés de la cadera.

-Infección con bacterias, como Staphylococcus aureus (o una infección por estafilococo).

-Diabetes.

-Gota.

-Artritis reumatoide.

-Problemas de columna vertebral, como la escoliosis.

-Espolones óseos en la cadera.

-Cirugías anteriores, como una artroplastia de cadera o un reemplazo de la articulación de la cadera.

Síntomas de la bursitis de cadera

La Bursitis de cadera presenta una serie de síntomas como inflamación, exceso de líquido, dolor en la zona y sensación de calor alrededor del área afectada. Otros síntomas comunes de la bursitis de cadera son:

-El dolor empeora cuando presionamos la cadera.

-Muestras de dolor e hinchazón en la parte externa de la cadera o muslo. Puede presentarse el dolor también en la nalga o en la ingle para posteriormente desplazarse a la cadera.

-Rigidez de movimientos en la cadera.

-Puede observar un ligero chasquido al elevar las piernas.

-Dolor en el lado externo de la cadera que empeora al correr, pudiéndo hacerlo aún más si se corre sobre terrenos irregulares.

-Cuando se duerme, el dolor puede irradiar debajo del muslo.

-Dolor cuando se levanta la pierna hacia los lados (por ejemplo cuando se realiza una patada lateral).

El dolor de la Bursitis de cadera es a menudo agudo en los primeros días y sordo y molesto más tarde, notándose más al levantarse de una silla o de la cama, al estar sentado durante mucho tiempo y al dormir sobre el lado afectado. Por lo general, la bursitis aguda surge en el término de horas o días. La bursitis crónica puede durar desde algunos días hasta varias semanas, y puede desaparecer y reaparecer de nuevo. La bursitis aguda puede volverse crónica si reaparece o si se produce una lesión de cadera. Con el tiempo, es posible que la bolsa se vuelva gruesa, lo que puede empeorar la hinchazón. Esto puede provocar movimiento limitado y hacer que los músculos de la cadera se debiliten (atrofia muscular).

Cómo prevenir la bursitis de cadera

La Bursitis de cadera se puede evitar siguiendo esta serie de consejos:

-Retirar la presión de las caderas.

-Usar zapatos planos que sean acolchados y cómodos.

-Evitar permanecer sentado o de pie durante largos periodos de tiempo, especialmente sobre superficies duras.

-Siempre que sea posible, sentarse sobre superficies blandas, como sillas acolchadas o cojines de espuma blanda.

-No acostarse sobre la cadera con bursitis.

-Al levantar objetos del suelo, doblar las rodillas, nunca por las caderas.

-Mantener el peso corporal normal con una dieta saludable.

-Estirar, calentar y enfriar. Hacer siempre movimientos de calentamiento y estirar los músculos suavemente antes de los ejercicios. Al terminar éstos, hacer ejercicios de enfriamiento y estiramiento. Esto aflojará los músculos y disminuirá el estrés en las caderas. Descansar en los intervalos de los ejercicios.

-Usar zapatos con buen ajuste. Comprar zapatillas deportivas que se ajusten bien a los pies.

-Correr o ejercitarse sobre superficies planas y regulares.

-Si es necesario, usar plantillas ortóticas en los zapatos para ayudar a alinear correctamente los pies, piernas y caderas.

-Si una de las piernas es más corta que la otra, usar un tacón en la pierna más corta para ayudar a disminuir el estrés en la articulación de la cadera. También se puede utilizar un bastón.

Soporte para la cadera
Alivia la presión muscular, promueve la circulación sanguínea y reduce el tiempo de recuperación
Cinturón sacro
Estabiliza caderas y articulaciones reduciendo el dolor y la inflamación
Productos patrocinados

Tratamiento para la bursitis de cadera

El tratamiento de la Bursitis de cadera consta de esta serie de medidas que pueden ayudar a mejorar la dolencia y aliviar el dolor:

-Descansar la cadera lo máximo posible para disminuir el dolor y la hinchazón.

-Evitar las actividades que empeoran el dolor, como subir escaleras. Sentarse en una silla acolchada o sobre un cojín de espuma blanda puede ayudar a aliviar el dolor. Cuando disminuya el dolor, comenzar lentamente con los movimientos normales.

-Comenzar con ejercicios suaves cuando los médicos lo autoricen. El ejercicio es importante para estirar los músculos y mantenérlos fuertes. No comenzar a correr o hacer otros ejercicios fuertes antes de que el dolor haya pasado por completo y su médico lo autorice.

-Aplicar hielo en la parte exterior de la cadera para calmar el dolor y bajar la inflamación.

-Correr solamente en terrenos planos (no a las carreras de campo o parkour)
No practicar acrobacias o técnicas de lanzamiento.

-Medicamentos recetados por el médico: antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos y esteroideos.

-Fisioterapia: ultrasonidos para aumentar el flujo de sangre hacia el área lesionada y masajes para estirar los tejidos y producir calor en la lesión lo cual aumenta el flujo de sangre hacia el área lesionada.

-Extracción del exceso de líquido de la bursa: La extracción del exceso de líquido puede ayudar a que la bursitis mejore con más rapidez. Este líquido puede ser enviado al laboratorio para que lo examinen y constaten si existe una infección.

-Posición para dormir: Dormir de espaldas o sobre el lado que no se tiene la bursitis. Colocar almohadas entre las rodillas al acostarse de lado.

-Pérdida de peso: Si se tiene sobrepeso se debe adelgazar para quitarle presión a las caderas.

-Infiltraciones con Factores de Crecimiento: regeneran y cicatrizan rápidamente los tejidos dañados sin necesidad de cirugía, pudiéndose combinar con la Ozonoterapia.

Bursitis en el hombro

Hombrera deportiva
Ajustable de neopreno para un alivio del dolor en bursitis y tendinitis
Hombrera térmica y masaje
Ayuda a aliviar el dolor en el hombro y recuperar lesiones
Productos patrocinados

La bursitis de hombro, también llamada bursitis subacromial, es una lesión causada por la inflamación de la bursa subacromial, situada entre el acromion y el manguito rotador. La bursa se inflama debido a un traumatismo agudo o bien asociada a un roce subacromial. También puede observarse en cuadros reumáticos o infecciosos.

Una persona puede sufrir tendinitis y bursitis al mismo tiempo. En todo caso, las bursitis crónicas son más difíciles de diagnosticar que las tendinitis subyacentes que las acompañan.

Causas de la bursitis en el hombro

Entre las causas más comunes de bursitis de hombro destacan las siguientes:

– Lesión en el hombro o mala caída sobre el brazo extendido.

– La edad. La bursitis de hombro es más común a medida que las personas envejecen.

– Una infección.

– El abuso o uso excesivo del hombro en actividades que implican levantar el hombro excesivamente por encima de la cabeza. Entre estas actividades se incluye deportes como la natación, béisbol o tenis y actividades cotidianas tales como pintar.

– Artritis reumatoide. Las calcificaciones en los huesos del hombro pueden derivar en fricción e irritación de la bursa y los tendones.

– La bursitis puede producirse a causa de otras lesiones como la tendinitis o el pinzamiento que producen irritación en la bursa y, por tanto, inflamación.

Causas de la bursitis de hombro

Entre las causas más comunes de bursitis de hombro destacan las siguientes:

– Lesión en el hombro o mala caída sobre el brazo extendido.

– La edad. La bursitis de hombro es más común a medida que las personas envejecen.

– Una infección.

– El abuso o uso excesivo del hombro en actividades que implican levantar el hombro excesivamente por encima de la cabeza. Entre estas actividades se incluye deportes como la natación, béisbol o tenis y actividades cotidianas tales como pintar.

– Artritis reumatoide. Las calcificaciones en los huesos del hombro pueden derivar en fricción e irritación de la bursa y los tendones.

– La bursitis puede producirse a causa de otras lesiones como la tendinitis o el pinzamiento que producen irritación en la bursa y, por tanto, inflamación.

Síntomas para la bursitis de hombro

La bursitis de hombro presenta principalmente estos síntomas:

– La bursitis aguda viene acompañada de un dolor intenso, sobre todo por la noche, que se irradia a cuello y miembro superior. Alcanza su intensidad máxima al cabo de 1 a 3 días y suele desaparecer en el curso de 1 a 2 semanas.

– La exploración revela un arco doloroso entre los 60 y 120 grados.

– Sensibilidad y dolor articular cuando se presiona alrededor de la articulación.

– Rigidez y movilidad reducida del hombro.

– Hinchazón, calor o enrojecimiento sobre la articulación.

Tratamiento para la bursitis de hombro

El tratamiento de la bursitis de hombro generalmente no es quirúrgico. Los objetivos del tratamiento deben ser en primer lugar reducir la inflamación y posteriormente distender y fortalecer los músculos que componen el manguito rotador:

– La inflamación usualmente es controlada con reposo, hielo y medicación oral con antiinflamatorios no esteroideos.

– Es conveniente reducir o evitar la actividad que produce la lesión.

– Modificar ciertas actividades en el trabajo durante algún tiempo si se trabaja con un ordenador (ratón) o se realizan trabajos donde se abuse físicamente del hombro como un pintor, un jardinero o un albañil.

– Fisioterapia: Una vez que la inflamación ha sido controlada, se debe seguir una rutina de estiramiento y fortalecimiento. El estiramiento se debe realizar antes que los ejercicios de fuerza para calentar y distender los músculos del manguito. Al comienzo del programa de fortalecimiento se puede aplicar hielo sobre el hombro después de los ejercicios. Es importante seguir el programa para conseguir resultados duraderos.

– La infiltración con corticoides, excepto en los casos infecciosos en los que está contraindicada.

– La cirugía está reservada para los casos asociados a un síndrome de roce subacromial o aquellos casos resistentes al tratamiento conservador.

– La infiltración con Factores de Crecimiento son muy efectivos para regenerar y cicatrizar los tejidos dañados, pudiendo combinarlos con la Ozonoterapia.

– La Ozonoterapia también es una de las técnicas que dan buenos resultados en el tratamiento de la bursitis de hombro. La Ozonoterapia se puede combinar con los Factores de Crecimiento.

Esperamos haberte ayudado con esta información sobre la bursa. Nos obstante siempre recomendamos acudir a un especialista.

Hombrera deportiva
Ajustable de neopreno para un alivio del dolor en bursitis y tendinitis
Hombrera térmica y masaje
Ayuda a aliviar el dolor en el hombro y recuperar lesiones
Productos patrocinados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies