Factores de Crecimiento | Plasma Rico en Plaquetas PRP
Rodilleras | Coderas | Muñequeras | Fajas Lumbares

El tobillo

lesiones-de-tobillo

Los tobillos suelen ser las articulaciones donde con más frecuencia se producen los esguinces. Sin embargo, se pueden producir más lesiones en los pies involucrando a los músculos y huesos de los talones y dedos. A continuación encontrarás toda la información que estás buscando.

El tobillo es una compleja articulación donde se unen el pie y la pierna. En el tobillo se encajan el astrágalo y el extremo inferior de los dos huesos de la pierna. Los ligamentos dan soporte a esta articulación conectando los huesos entre sí y proporcionando estabilidad. Los músculos y tendones se encargan del movimiento.

Entre los problemas más comunes de tobillo se encuentran las torceduras y fracturas. Una torcedura es una lesión de ligamentos y puede tomar entre unas semanas y varios meses para su recuperación. La fractura implica ruptura del hueso. Se puede dar el caso de lesiones en otras partes del tobillo. Por ejemplo los tendones, que unen los músculos al hueso, o los cartílagos, los cuales se encargan de amortiguar los roces e impactos en las articulaciones. Tanto las torceduras como las fracturas de tobillo se consideran lesiones deportivas muy comunes.

Dolor de tobillo

El dolor de tobillo se produce en la mayoría de las veces por un esguince. El esguince es una lesión de los ligamentos.

En la mayoría de los casos, el tobillo se tuerce hacia adentro y se producen pequeños desgarros en los ligamentos provocando una inestabilidad en el tobillo. Este desgarro puede ocasionar inflamación, hinchazón y hematoma alrededor del tobillo, dificultando así que se soporte peso sobre la articulación. Si la causa de la lesión en el tobillo es un golpe o una caída grave, se puede llegar a producir una fractura.

Otras estructuras del tobillo que pueden lesionarse y ocasionar dolor son los tendones (unen los músculos a los huesos), los cartílagos (sirven de amortiguadores en las articulaciones) y los vasos sanguíneos.

Otras estructuras del tobillo que pueden llegar a lesionarse y por lo tanto ocasionar dolor son los tendones (los cuales unen los músculos a los huesos), los cartílagos (los cuales sirven de amortiguadores a las articulaciones) y los vasos sanguíneos.

Además de los esguinces en el tobillo y otras lesiones, el dolor de tobillo puede ser causado por artritis, gota, seudogota e infección.

La gota se presenta cuando uno produce demasiado ácido úrico (un producto de desecho en el cuerpo), el cual se deposita y forma cristales en las articulaciones, en lugar de ser excretado en la orina.

La seudogota es similar a la gota. En esta afección, el calcio se deposita en una o más de las articulaciones, causando dolor, enrojecimiento e inflamación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies