Factores de Crecimiento | Plasma Rico en Plaquetas PRP

Facebook de Onblood.es Twitter de Onblood.es Blog de Onblood.es Canal YouTube de Onblood.es

El tratamiento más innovador para la artrosis y el dolor de espalda.

Lesión

¿Qué es una luxación?

Qué es una luxación

El cuerpo humano tiene muchas articulaciones que permiten la movilidad de los miembros, y están formadas por la unión de unos huesos con otros mediante músculos, ligamentos y otros elementos. En situación normal estas piezas encajan perfectamente, pero a veces una de estas partes se separa de la otra y no vuelve a su posición natural, es lo que se llama una dislocación o luxación. Sin embargo hay veces en las que el hueso se desencaja de la articulación pero al momento vuelve a su cavidad, lo que se produce en estos casos es una subluxación.

La luxación o dislocación es la separación permanente de las dos partes de una articulación, es decir, se produce cuando se aplica una fuerza extrema sobre un ligamento produciendo la separación de los extremos de dos huesos conectados. Esta lesión deforma temporalmente e inmoviliza la articulación, provocando en ocasiones dolor repentino y muy intenso.

Las luxaciones suelen producirse en las articulaciones principales (hombros, caderas, rodillas, codos y tobillos), aunque también pueden darse en las pequeñas articulaciones de los dedos, pulgares y dedos del pie.

Cómo se produce una luxacion

En función de cómo se produce la luxación o dislocación de la articulación, podemos distinguir las siguientes lesiones:

Desgarro capsular por luxación: La cápsula articular es una membrana que cubre los extremos de los huesos enfrentados en la articulación. Lo normal es que la cápsula no se desgarre, sino que se distienda y permanezca unida a los huesos dislocados (luxación típica). Otras veces, las menos, la cápsula se rompe y se desgarra (luxación atípica).

Lesiones musculares por luxación: Los músculos que rodean la articulación sufren contracturas y desgarros.

Lesiones óseas y cartilaginosas por luxación: Pueden ser frecuentes los arrancamientos óseos y las fisuras en el cartílago de la articulación.

Lesiones vasculares y nerviosas por luxación: Con dificultad de riego sanguíneo y pérdida de la sensibilidad en el miembro afectado.

que causa una luxacion

Las luxaciones no se tienen por qué dar en una situación especial. Un golpe, sin que sea necesariamente fuerte, en un sitio específico puede dislocar un miembro. Al igual que una caída con mal apoyo o una mala postura pueden hacer que se produzca esta lesión.

Así pues dependiendo de la zona afectada las causa de la luxación varían, pudiendo distinguir dos tipos: las luxaciones cuyo origen se da por un choque violento o un movimiento forzado, luxaciones traumáticas, y las asociadas con malformaciones anatómicas llamadas congénitas (normalmente de cadera).

Habitualmente las luxaciones de hombro, cadera, rodilla, tobillo, codo y espalda se dan por traumatismos, por tracción muscular, de forma espontánea, de causa congénita, luxación reincidente.

sintomas de una luxacion

La mejor manera para tratar este tipo de lesiones es acudir al medico, pero en el caso de que quieras tomar medidas por tu cuenta existen normas para que lo hagas correctamente. Entre ellas no recolocar nunca la articulación ni manipular el miembro de ninguna manera, no aplicar pomadas ni medicamentos, no dar masajes en la zona lesionada, inmovilizar el miembro, aplicar frio local y dejar la articulación en reposo absoluto, ayudarán a que la recuperación sea más rápida.

tratamiento para una luxacion

Siempre que tengamos una luxación deberemos acudir a un médico ya que debe ser un especialista quien reduzca la luxación encajando nuestros huesos en su lugar de origen. Normalmente se recomienda que transcurra menos de 24 horas desde la lesión para evitar secuelas posteriores.

La maniobra para reducir la luxación consiste en devolver el hueso a su posición natural recreando el mismo recorrido que hizo para dislocarse pero a la inversa. Salvo en casos excepcionales se recomienda el uso de anestesia para que los músculos estén relajados por completo y el estudio de posibles roturas mediante radiografías de la zona.

Después de la reducción de la luxación deberá inmovilizarse la parte afectada hasta que cicatricen los ligamentos lesionados. Pasado el tiempo de cicatrización y de reparación de los tejidos blandos que rodean las articulaciones, que dependerá del tipo de luxación y la articulación, se retirará la inmovilización.

Para recuperar el movimiento completo de la articulación lesionada, suele recomendarse la fisioterapia.

La mayoría de las luxaciones son producto de movimientos bruscos (frecuentes entre los deportistas), de caídas y de accidentes. Sin embargo, existen unas luxaciones de cadera poco frecuentes de tipo congénito en el recién nacido. El tratamiento en este caso consiste en ponerle al bebé férulas especiales para corregir la anomalía; para obtener los mejores resultados, la colocación de las férulas debe hacerse dentro de los primeros tres meses de vida. En el caso de persistir, se recurre a la cirugía con resultados excelentes.

Cuando tenemos una luxación, lo primero que debemos hacer es inmovilizar la articulación afectada. Las maniobras para encajar de nuevo la articulación luxada debe hacerlas un médico en las primeras 24 horas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | Cerrar