4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

¿Has pensado en las razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo? Toma nota, porque en este artículo te explicaremos los beneficios de tomar una ducha después de viajar en avión. ¡No te lo pierdas!

Después de un largo vuelo, probablemente solo quieras llegar a casa o al hotel y quedarte dormido lo más rápido posible.

Pero antes de hacerlo, es mejor darse una ducha primero.

Aquí tienes 4 razones por las que siempre debes ducharte después de tu vuelo.

1. Para eliminar las impurezas relacionadas con los viajes.

El interior de un avión puede parecer limpio, pero la realidad es que la cabina de un avión es un microcosmos de diversos contaminantes, entre ellos:

  • Gérmenes y bacterias (especialmente en los reposabrazos, las bandejas y en los baños)
  • Alérgenos como polen, ácaros del polvo y pelos de animales.
  • Contaminantes de fuentes como los gases de escape de los motores, productos de limpieza e incluso tapizados.

Ducharse después del vuelo puede ayudar a eliminar todos los gérmenes, alérgenos y contaminantes de la piel y el cabello.

No sólo es repugnante tenerlos en la piel, especialmente cuanto más lo piensas, sino que al lavarlos también reduces la posibilidad de que estos invasores encuentren un entorno favorable en el que multiplicarse y causar infecciones.

2. Para reponer la humedad de tu piel

Las cabinas de los aviones son ambientes notoriamente fríos y secos que no sólo deshidratan tu cuerpo, sino también tu piel.

4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

Si bien las duchas muy calientes pueden resecar aún más la piel, las duchas tibias o calientes pueden ayudar a abrir los poros, permitiendo que la crema hidratante penetre más profundamente y reponga los niveles de humedad de la piel.

3. Siéntete renovado y revitalizado

Después de todas esas horas pasadas en el ambiente controlado de la cabina de un avión, entrar a una agradable ducha tibia puede proporcionar una sensación instantánea de renovación y revitalización.

El agua tibia de la ducha también puede ayudar a aliviar la tensión muscular que se haya podido desarrollar durante el vuelo y recargar pilas.

4. Para promover la circulación sanguínea.

Al volar, es inevitable estar sentado durante largos períodos de tiempo, lo que puede afectar el flujo sanguíneo natural del cuerpo, especialmente en las piernas.

Esto no sólo puede causar molestias, sino que, lo que es peor, puede provocar un coágulo de sangre.

Afortunadamente, el agua tibia de la ducha hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que a su vez aumenta el flujo sanguíneo por todo el cuerpo, evitando que la sangre se acumule en el cuerpo.

Por lo tanto, una ducha después del vuelo puede desempeñar un papel crucial a la hora de promover la circulación sanguínea y reducir el riesgo de coágulos sanguíneos.

Mejores prácticas para ducharse después de un vuelo

  1. Elija limpiadores suaves: Opte por limpiadores suaves y sin sulfatos, ya que eliminan eficazmente las impurezas sin despojar la piel de sus aceites naturales.
  2. Utilice agua tibia: Si bien una ducha caliente puede ser tentadora, es mejor optar por agua tibia para evitar despojar la piel de los aceites esenciales y aumentar la sequedad causada por el vuelo.
  3. Hidratar, hidratar, hidratar: Aplique una crema hidratante mientras su piel aún esté húmeda después de la ducha para retener la humedad.
  4. Preste atención a las zonas sensibles: Preste especial atención a las áreas sensibles que pueden verse afectadas al estar sentado durante mucho tiempo, como los pies, los tobillos y las manos.
  5. No te olvides del cabello: Opta por un champú y acondicionador humectantes para restaurar la humedad de tu cabello. También considere usar un tratamiento de acondicionamiento profundo para proporcionar nutrición adicional.
  6. Tome su tiempo: Tu ducha después del vuelo no debería consistir sólo en limpiar. Tómese el tiempo para disfrutar la experiencia después de su largo vuelo.

¿Qué pasa con los vuelos de corta distancia?

Respectivamente bruce verdecientífico y fundador de SOS Serum Skincare: “Si viaja una distancia corta, es posible que no tenga que preocuparse porque estará expuesto a la misma exposición que en un edificio de oficinas”.

¿Qué tal un baño en su lugar?

También puedes optar por un agradable baño relajante en lugar de una ducha.

Un baño sería más beneficioso si buscas una mayor relajación y regeneración muscular, alivio del estrés y un escape consciente, especialmente si utilizas la aromaterapia.

4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

Si llega más tarde por la noche, un baño tibio también puede ayudarle a conciliar el sueño más fácilmente.

El debate sobre el agua fría y caliente

No a mucha gente le gusta una ducha fría, pero una ducha fría podría ser una mejor idea para refrescarte y ayudarte a superar el desfase horario.

Una ducha fría podría ser especialmente beneficiosa si llegas temprano y necesitas permanecer despierto el resto del día.


4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

Ella Dunham, periodista de viajes independiente y directora de marketing, ha tenido una impresionante carrera de ocho años en la industria de viajes y turismo.

Ella fue reconocida como una de las “30 menores de 30” por TTG Media (el primer periódico semanal sobre viajes del mundo), es una “gurú de viajes de operadores turísticos” y ganadora del “Premio Leyenda” y también es miembro del Instituto de Viajes. , miembro de la Asociación de Mujeres Ejecutivas de Viajes, ha completado más de 250 módulos de viajes y presenta segmentos relacionados con viajes en programas de radio nacionales, brindando información sobre las regulaciones y destinos de viajes.

Ella ha visitado más de 40 países (10 más previstos para este año).

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

4 razones por las que siempre debes ducharte después de un vuelo

Cuando llegas a tu destino después de un largo vuelo, es importante ducharte cuanto antes. Aquí te mostramos cuatro razones por las que siempre debes hacerlo:

Elimina gérmenes y bacterias

Después de estar en un avión durante horas, es probable que hayas estado expuesto a gérmenes y bacterias. Una ducha rápida ayudará a eliminar estos agentes patógenos de tu cuerpo, reduciendo así el riesgo de enfermarte. (Fuente)

Refresca tu cuerpo

Después de estar sentado durante tanto tiempo, tu cuerpo puede sentirse cansado y pesado. Una ducha te ayudará a refrescarte y revitalizarte, para que puedas empezar tu día con energía. (Fuente)

Mejora la circulación sanguínea

El estar sentado durante mucho tiempo puede causar problemas de circulación sanguínea. Una ducha con agua caliente seguida de agua fría puede ayudar a estimular la circulación y prevenir problemas como la hinchazón de piernas. (Fuente)

Reduce el estrés

Los vuelos largos pueden ser estresantes para el cuerpo y la mente. Una ducha caliente puede ayudarte a relajarte y liberar tensiones, lo que te ayudará a descansar mejor y adaptarte más fácilmente a tu nuevo entorno. (Fuente)

En resumen, ducharte después de un vuelo no solo te ayuda a mantenerte limpio, sino que también tiene beneficios para tu salud y bienestar general. No subestimes el poder de una ducha refrescante después de un viaje en avión.



Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link